XIV Encuentro de lectores de El libro de Urantia

Fecha: Del 30 de abril al 3 de mayo de 2015
Lugar: Hotel Los Habaneros, Calle de San Diego 60, Cartagena (Murcia)

El XIV Encuentro de lectores comenzó a las 6 de la tarde del jueves 30 de abril en el hotel Los Habaneros de Cartagena. Este año hemos tenido la inestimable ayuda del grupo de estudio de Murcia para organizar el Encuentro en este rincón del Levante peninsular. Nuestro agradecimiento especial va hacia todos los que han ayudado a que nos sintiéramos cómodos y arropados en todo momento.

En total nos reunimos casi 40 personas (acompañantes incluidos) procedentes de Madrid, Barcelona, Gerona, Tarragona, Valencia, Mallorca, Murcia, Málaga, Sevilla, Burgos, Santander y Vizcaya. También tuvimos el placer de contar con la presencia del presidente del Comité de Conferencias de la JIS (Junta Internacional de Servicio) de la AUI, Antonio Schefer, que vino desde Holanda para estar con nosotros. ¡Gracias a todos por asistir!

Este ha sido el Encuentro de regreso al formato de 3 noches/4 días. En la reunión inaugural, se dio un breve repaso al programa de actividades. El tema de este Encuentro era "Ágora Nostra", un lema que hemos utilizado para la serie de tertulias sobre temas relacionados con El libro de Urantia que se están publicando en el canal de Youtube de la Asociación Urantia de España. La razón de usar este lema fue que utilizamos principalmente el formato de presentaciones y debate sobre los temas que algunos lectores “de largo recorrido” se ofrecieron a impartir. Además, aprovechamos la celebración del Encuentro para grabar más entregas de Ágora Nostra. ¡Suscribíos al canal de la asociación para estar puntualmente informados de la publicación de estos nuevos vídeos!

El viernes 1 de mayo por la mañana se dieron dos presentaciones. La primera presentación, “Aparición en el escenario cósmico de la materia y la energía”, corrió a cargo de Santiago Rodríguez, miembro del grupo de estudio de Barcelona, astrónomo aficionado y colaborador habitual de nuestra revista “Luz y Vida”. En la sección fija “Convergencias y divergencias”, Santi se encarga de presentar cuestiones científicas comparando la explicación científica actual con la que aparece en El libro de Urantia. En esta presentación, nos ofreció un recorrido por la materia, la energía y las fuerzas que intervienen en el mundo físico, tal como las considera la ciencia actual, y a continuación comparó esta visión con la que nos ofrece El libro de Urantia al respecto.

Demetrio Gómez, del grupo de estudio de Madrid, dio la segunda presentación, titulada “El escriba de Damasco”. En ella hizo un repaso del viaje que realizó Jesús con Ganid y Gonod a Roma, y de los encuentros que tuvo con algunas personas que luego fueron decisivas para el desarrollo del cristianismo posterior. Resulta sorprendente que ninguna de ellas supiera que aquel escriba de Damasco y el Jesucristo cristiano fueran la misma persona.

La tarde del viernes 1 se dedicó en su totalidad a realizar un taller sobre el documento 72, “Un gobierno de un planeta vecino”, facilitado por Olga López. La idea era abordar entre todos las doce secciones del documento, de modo que los asistentes se distribuyeron en seis grupos para que cada uno trabajara en dos secciones. Cada grupo debía responder a unas preguntas y luego compartir sus conclusiones con los demás. Al final, el documento 72 nos da un mensaje de esperanza y consideramos que es importante quedarse con ese mensaje para avanzar en el progreso de nuestras sociedades.

El sábado por la mañana se dieron otras dos presentaciones. La primera, “El tiempo y el espacio. Nuestro universo y el universo de El libro de Urantia”, consistió en una vibrante presentación en la que Francisco Fuentes, de Madrid, nos hizo ver con ejemplos muy gráficos lo pequeños que somos en comparación con el gigantesco universo. Una vez más, surgió la gran divergencia en la edad del universo que proponen los científicos con las magnitudes temporales de las que habla El libro de Urantia.

La segunda presentación de la mañana la dio Ginés Avilés, del grupo de estudio de Murcia, sobre la técnica de resolución de problemas que propone Rodán de Alejandría y que aparece en el documento 160. Esta técnica, de cuatro pasos sencillos (pero no por ello fáciles), nos sirve como guía para abordar todo aquello de nosotros que no nos gusta y que queremos cambiar. Ginés planteó un caso práctico para aplicar esta técnica, de modo que los asistentes supieran cómo emplearla en su vida diaria.

Después de la comida, la mayor parte de los asistentes salieron a dar una pequeña excursión para visitar la ciudad, aprovechando la situación céntrica del hotel. Cartagena tiene una historia milenaria y eso se refleja indudablemente en sus monumentos. En la visita se tuvo ocasión de hacer un recorrido rápido por la mayoría de ellos. Esta, además, fue una ocasión para relajarse y disfrutar de conversaciones distendidas con otros miembros del grupo.

Por la tarde, después de la excursión, tuvimos la ocasión de asistir a una brillante presentación de David Carrera sobre la dicotomía Realidad-Irrealidad (con mayúsculas), que gustó mucho a todos los asistentes y que destacó por ser muy visual y esclarecedora y por provocar la reflexión. David nos planteó muy claramente qué está a los dos lados y nos instó a alejarnos de la Irrealidad y a adoptar los valores divinos que están incluidos en la Realidad.

Debido al éxito que tuvo en el Encuentro del año pasado, tanto la noche del viernes como la del sábado hubo una sesión de meditación dirigida por Mariano Pérez, responsable de grupos de estudio de la asociación. La primera sesión se hizo una meditación convencional y en la segunda se hizo un ejercicio de visualización titulada “Vencer nuestros miedos”. Después de estas sesiones, y como ya viene siendo habitual, surgieron debates espontáneos sobre todo tipo de temas, que se prolongaron hasta la madrugada. En los últimos años, estas conversaciones espontáneas han adoptado un nombre muy extendido entre los lectores: “territorio comanche”.

El domingo 3 por la mañana, como ya viene siendo habitual en los últimos Encuentros, se hizo una sesión de preguntas-respuestas sobre las enseñanzas del libro, a partir de preguntas sugeridas por los participantes. Una vez más, el debate que surgía tras cada pregunta fue muy animado.

Por último, y antes de comer, se celebró la asamblea de la Asociación Urantia de España, donde se informó a los asistentes sobre las actividades (de apoyo al estudio y de diseminación) realizadas durante los últimos doce meses, así como sobre los proyectos futuros. También fue un momento para que los asistentes dijeran qué les había parecido el Encuentro y para que hicieran sugerencias sobre cómo mejorar la experiencia que supone un encuentro de lectores. Según los comentarios de los asistentes, las presentaciones gustaron mucho. También ha sido unánime entre los asistentes la bienvenida a retomar el formato de 4 días/3 noches.

Al final de la asamblea, y por primera vez en mucho tiempo, la junta planteó a los asistentes tres ciudades para celebrar el Encuentro del año que viene. Ganó Bilbao casi por unanimidad, ¡así que allí iremos en 2016! Los Encuentros llegarán al norte de España por primera vez, así que esperamos que se animen a venir los lectores que vivan por aquella zona.

A continuación, y después de la comida, nos despedimos (no sin un poquito de tristeza) porque el Encuentro, aunque había durado un día más que el anterior, se nos había pasado demasiado rápido. El Encuentro ya es historia, pero su recuerdo nos da fuerzas para continuar con nuestra vida cotidiana y con nuestro trabajo de diseminación de las enseñanzas de El libro de Urantia.